Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 8 de enero de 2012

RIVADAVIA & YRIGOYEN de Renate MÖRDER


Arrancan en la Avenida de la Rábida como dos manos que sostienen a la casa de gobierno y avanzan paralelas como granaderos que custodian a la Plaza de Mayo. Las calles Rivadavia e Yrigoyen se miran de reojo a través de la Plaza, coquetean, pero toda posibilidad de romance se trunca al llegar a la Calle Bolivar, la veleidosa Avenida de Mayo se interpone y les quita todo protagonismo. Entonces Rivadavia e Yrigoyen se resignan, pierden anchura y  marchan a la sombra de la “de Mayo” que con su Tortoni, su Barolo y su maravillosa vista del Congreso acapara todas las miradas.
Como un riacho desesperado que ansía llegar al mar, Yrigoyen intenta ver a Rivadavia en cada bocacalle, al llegar a la calle Paraná lo logra, pero la alegría sólo dura hasta Avenida Callao. Ahora la “de mayo” ya no está en el medio, pero no hay romance que se concrete con cien metros que separan.
Con ansiedad, Rivadavia e Yrigoyen se buscan en cada esquina con la ilusión de que en algún momento la cantidad de metros que las separa se reduzca, pero al llegar a la calle Esparza la situación empeora, la distancia se agranda. Desconsoladas siguen marchando como flechas hasta Sánchez de Loria en donde una tal “Don Bosco” se entromete como una grieta. Al llegar a Castro Barros, la distancia es monumental.
Las enamoradas no se resignan, se curvan, fuerzan el plano y comienzan a acercarse, a la altura de Treinta Tres Orientales le cierran el paso a Don Bosco. En la calle José Mármol ya casi pueden divisarse las sonrisas. En Muñiz ya casi se tocan y al llegar a Avenida La Plata se funden en un abrazo, se besan y copulan.
Ambas llegaron al cuatro mil cuatrocientos. Yrigoyen se inmoló por amor y se quedó sin salida. Rivadavia incapaz de renunciar a su destino de gloria y a su título de “Avenida más larga del mundo” continúa hasta el veintiséis mil sin mirar atrás. Después de todo el amor no es cosa de calles.

19 comentarios:

  1. Bueno, bueno, bueno...¡parece que el 2012 se vino con tutti...!!! Geníal Re, me parece una exquisitez, Felicitaciones y a seguir produciendo que parece que el año te favorece....!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Fabuloso Renate!! Hace muchos años que no camino por allí... Yo solo viví cuatro años en la Capital, en Corrientes y Callao, y lo disfruté un montón. Cuanta vida tienen esas calles!!
    Un abrazo y Feliz Año Nuevo!!

    ResponderEliminar
  3. Cuanta inspiración!!! Muy bueno como siempre. Feliz Año!!!

    ResponderEliminar
  4. Este texto tiene una magia estupenda. Los porteños podemos reconocer cada centímetro de gloria. Pero a la vez es tan magistral tu pluma, que cualquier lector se puede identificar con este romance tan particular, para quedarse asombrado ante el final.
    Sos mágica, Renate!!!
    Besos, admiración y todo mi cariño, linda mujer!

    ResponderEliminar
  5. Sarah:
    Qué lindo haberte traido buenos recuerdos. Feliz año y un gran beso para vos.

    Bee:
    Qué lindo lo que me escribis!! Gracias por tu generosidad y buena onda. Te mando un gran beso.

    ResponderEliminar
  6. Como siempre me deja impresionada el como manejas los conceptos y haces de algo tan común algo extraordinario, definitivamente me abres la mente con cada nuevo relato Renate. Un abrazo de año nuevo y con ganas de seguirte leyendo para degustar este año también en tus letras.

    ResponderEliminar
  7. Luis:
    Muchisimas gracias!!

    Angela:
    Gracias por el comentario.Te deseo lo mejor para este 2012, un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  8. Creo que a partir de ahora me sentiré como un piojo entrometido en medio de la lascivia del asfalto y el concreto.
    Un saludo, Renate

    ResponderEliminar
  9. ;) Un saludo persona, gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  10. Uy paso a cada rato por esa esquina. Originalisimo Renate.

    ResponderEliminar
  11. Pérfida avenida Rivadavia. Muy bueno amiga, un beso. Chechu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  12. A ti me inclino Renate querida,
    leo tus palabras transparentes
    y dejan en mi alma encendida,
    huellas que no mienten...
    soy de Buenos Aires amiga,
    tus letras conmueven!

    Gracias por todo y te espero en mi blog de poemas, quizás te agraden...

    Un beso

    Federico

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Federico:
      Bienvenido a mi casa y muchas gracias.
      Un abrazo

      Eliminar
  13. Un amor totalmente original. Como quien dice, una flor naciendo del concreto. Felicitaciones!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Dejáme tu comentario.